jueves, 15 de enero de 2009

...And wemen you have no self control... (parte 1)

Tal vez debería de dejar de arrastrar a los demás conmigo. A las demás. Seguro es tarde ya para varias de ellas. ¿Es tarde ya para mí? Hay errores que no tienen remedio ni vuelta atrás. Si, si logras crecer un poco más, a lo mejor te des cuenta de que algo anda mal y cambies tu ocio por algo que produzca algo que no sólo provoque que las cosas se pudran a tu presencia. Tuve la oportunidad y la tomé. Mi esfuerzo, mi esperanza, mis ridículos propósitos de año nuevo y mi atención cambiaron a otro panorama. Al que nunca debió desaparecer. Yo lo hice y lo logré... al menos por un tiempo. Es entonces cuando llegan las consecuencias. ¿Qué tal que para ellas no había vuelta atrás o que las consecuencias para ellas fueron más pesadas, al punto de romper eso que mantenía su equilibrio (o lo mejor que pudieron alcanzar) y no podrán seguir como tú lo intentaste? Así mi "equilibrio" se desvaneció con los estragos del daño que hice. Así fue para ella también. Ahora ninguno de los dos podrá tener lo mejor que pudo lograr ya que esos errores con lo que no se puede hacer nada para borrar o curar, nos alcanzaron. Me alcanzaron. Sería estúpido pensar en lo que pude evitar... Sólo puedes desear que de forma milagrosa desaparezca de tu vida este tumor que acaba de aparecer para deshacer tu logro de permanecer sobrio de negatividad. Egoísta, si. Inevitable, también.

No piensas bien las cosas. Ni siquiera el mal que te haces. Así que haces lo que crees que resulta mejor para tu estado apático. Malas elecciones siempre surgen de esto. Podrás evitarlo, negarlo o hasta olvidarlo pero ¿cómo saber que no te perseguirá por siempre? Que te dejará seguir con los planes débilmente planteados en lo que creíste. "Corre, y nunca regreses". O, regresa por lo que te pertenece.

Esta es diferente a todas las estupideces que has hecho. En esta se puede sentir que representará un cambio importante. Tú lo puedes olvidar, seguir sin él, sin ella; lo sabes después de haberlo pensado un poco. Pero ella... ella no te dejará libre, no más. Las mujeres quieren algo, como sea lo deben tener. Tuvo lo que quiso en ese momento, y ahora tendrá lo que quiera tener. Con autocontrol se habrían evitado muchas cosas. Su enojo, su deseo, su libertad, sus vicios, sus impulsos; ¡mujeres no tiene autocontrol!

...and wemen, you have no self control
the angels remark outside, you are known for insatiable needs
I don't know a thing

2 comentarios:

edurne torres dijo...

hey! llevo rato leyendo lo que escribes y la verdad es que soy fan, me gusta como lo haces ... algo que me gusto es que sabes transimitir sentimientos y haces que me pionga a pensar en ciertas situaciones ... y bueno tmb que me divierto mucho leyendote ...
arpovechando para mandarte un saludo y deseando que todo vaya bn! cuidate
Edurne.

Mariana La LokA dijo...

las mujeres somos las cosas desequilibradas, locas y absurdas... pero tambien somos las culpables de producir un sin fin de numeros de pasiones, despertando pasiones-nuestro mejor trabajo-... gracia spor la visita al espacio lo valoro mucho y pues todo lo escrito ahí es producto de mi experiencia y de mi retorcida cabeza, y pues asis "esquinas aun tiene mucho que contar" un beso y seguire dsifrutando de sus escritos... un abrazo,,